Mi experiencia #Erasmusplus

#Erasmusdays: experiencias Erasmus

Para empezar, mudarme de un país a otro no fue fácil.

Me perdieron la maleta en mi vuelo de ida, el cambio de clima y de agua me afectó mucho en la piel y el pelo, cambiaron mis hábitos rutinarios, estaba lejos de mi familia y amigos… pero también tuvo muchas cosas buenas. Para empezar mis compañeros del trabajo me ayudaron mucho a integrarme y sentirme un poco más “como en casa”, de aquí me llevo muy buenos amigos. También ha sido una oportunidad para probar lo que es salir de casa de tus padres y hacer tu vida como una persona independiente, salir de la zona de confort y ver que tal me desenvolvía con todas las tareas cotidianas.

Por otro lado, el ambiente en el trabajo es muy relajado, te dan mucha independencia y no tienes a nadie encima de ti presionando o controlando lo que haces, tú te organizas y administras tus tiempos como quieres. Además, me han enseñado muchísimo sobre React y cómo hacer ciertas cosas que aún no sabía o con las que no me desenvolvía demasiado bien.

Por último, quiero destacar que a pesar de echar de menos a tu gente y tu cuidad, cambiar de aires siempre es una experiencia que te ayuda a crecer y a sentirte más libre. En definitiva, le recomendaría a todo el mundo esta experiencia.