#Erasmusplus en Praga

#Erasmusdays: experiencias Erasmus

Mi experiencia erasmus ha tenido lugar en la República Checa. Más concretamente en la ciudad de Praga. Es la capital y la más grande del país.

Y qué contar de Praga. Seguro que habéis oído que es muy bonita y quizás muy romántica… pues es cierto. La arquitectura de la ciudad es alucinante, todo es precioso aquí. Y pese a ser una ciudad enorme y con tantísimo turismo, te consigue transmitir esa sensación de hogar, es acogedora y hospitalaria.

Además de enamorarme de la ciudad, también disfruté mucho en mi empresa. Es una empresa pequeña, pero realiza uno de los coding bootcamps más prestigiosos de Europa. Para quien no sepa lo que es, un coding bootcamp básicamente es un curso intensivo donde te enseñan a programar, en este caso, aplicaciones web. El curso dura tres meses y en ellos los estudiantes aprenden tanto frontend como backend, empezando desde cero.

Este curso me ha dado la oportunidad de ejercer como mentor y ayudar a otros estudiantes principiantes en su aprendizaje, lo cual ha sido muy satisfactorio. No solo ayudas a otros si no que además tú también aprendes por el camino. Y cuando las cosas salen bien… siempre puedes irte de cervezas a celebrar, lo cual hacíamos al menos un par de veces al mes.

En conclusión, mi erasmus ha sido toda una experiencia. He aprendido mucho, tanto desde un punto de vista profesional como personal, y también he hecho buenas amistades que estoy seguro de que durarán en el tiempo.

Para todo aquel que se esté pensando si lanzarse a la aventura o no, mi consejo es simple: házlo. Lánzate, merece mucho la pena. Lo peor que puede pasar es que no estés cómodo por cualquier motivo y vuelvas a casa, pero ganar puedes ganar mucho.